Saturday Night Live: el resurgimiento de la sátira semanal

s2Si hay algo que los Emmy ha demostrado, además del éxito innegable de ‘The Handmaid’s Tale’ y ‘Big Little Lies’, es el resurgimiento de una nueva edad dorada en el Saturday Night Live. La NBC sigue apostando por su programa estrella, que ya cumple 41 temporadas. La voz de América se había inclinado por los sketchs humorísticos durante los últimos años, pero ha sido la llegada al poder de Donald Trump lo que ha supuesto un giro en la línea del programa.

El fichaje de Alec Baldwin como Donald Trump o el papel de Kellyane Conway (consejera del presidente), interpetado por Kate McKinnon. Precisamente, ambos ya habían conseguido la atención del público por las recreaciones que ambos actores hacían de los debates presidenciales entre Trump y Hillary Clinton. Ahora, con la llegada del magnate al poder, Saturday Night Live ha encontrado la fórmula del éxito en la sátira semanal de las últimas actuaciones que el presidente americano realiza durante la semana.

s4Extravagante y mermado intelectualmente. Así es la representación que realiza Alec Baldwin del presidente Donald Trump. Su brillante interpretación, en la que refleja a la perfección cada pequeño gesto que realiza el magnate, está aderezada con esa ridiculización del personaje y la crítica a cada paso que da el presidente. Y es que Saturday Night Live ya ha seguido la estela de la crítica más feroz y cómica desde hace años, como hacía Will Ferrell interpretando al presidente George W. Bush.

Kate McKinnon ha conseguido su segundo Emmy consecutivo en una noche llena de emociones. La estrella femenina de Saturday Night Live deslumbra y provoca carcajadas con cada papel que interpreta. Sin embargo, ha sido su interpretación de Kellyane Conway lo que le ha valido este premio. La fiel consejera de Trump siempre está dispuesta a sacarle las castañas del fuego, aunque eso suponga enfrentarse a una horda de periodistas alarmados.

s3Y hablando de enfrentamiento, Melissa McCarthy también ha salido airosa en esta mágica noche de la televisión, consiguiendo el Emmy a mejor artista invitada por su interpretación de Sean Spicer. Un deleite para los espectadores, que esperaban con ansias las apariciones de la actriz y su exagerada (o no tanto) recreación del ex secretario de prensa y lo corresponsales de la Casa Blanca.

Merecidísimos premios y muchas nominaciones que también eran dignas de un Emmy, como la maravillosa Leslie Jones, que ha logrado encandilar al público estadounidense con su actitud sin complejos.

Saturday Night Live no ha muerto y aún tiene mucho que contar, así lo ha demostrado esta temporada. Aún queda mucho que criticar y mucho de lo que reír. Mientras tanto, Live from New York it’s Saturday Night!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s