Saltar al contenido

Ministerio del Tiempo (3×12): El cazador cazado

El Ministerio del Tiempo se despide esta noche con el final de su tercera temporada, que ha conseguido entusiasmar a toda la comunidad twittera, manteniéndola como trending topic desde hace horas. Y es que la ficción española ha conseguido ser una auténtica revolución en las redes, que siguen fielmente el capítulo, comentándolo cada noche. Ya se ha confirmado que han comenzado las negociaciones para una cuarta temporada, aunque su renovación no ha pasado todavía por el Consejo de Administración de Televisión Española, por lo que nos quedan unos meses de infarto para saber si seguiremos disfrutando de las aventuras de la patrulla ministérica.

A pocas horas del final de esta trepidante tercera temporada, que inauguraba hace poco su segunda mitad tras el parón veraniego, repasaremos a continuación lo sucedido en el penúltimo capítulo, donde el Ángel Exterminador se enfrentaba directamente a nuestros protagonistas. ‘Contratiempos’ fue un capítulo lleno de guiños a los seguidores, desde una mención al difunto Pablo Olivares hasta un repaso por los mejores momentos de la serie y sus personajes.

Por un lado, descubrimos que Lucía, la hija de Lola Mendieta, sufre ELA, enfermedad que sufrió Pablo Olivares, hermano de Javier Olivares y creador de El Ministerio del Tiempo. Para poder cumplir su deseo, Lola deberá viajar al pasado para conocer quién es el padre de Lucía. Sin embargo, para ello deberá encontrarse con su yo del pasado (y futuro), cuando Lola ya era reclutada por el Ministerio y no lo había traicionado aún. Y la verdad es demasiado dura para todos, incluso para ella misma.

El otro foco del capítulo lo protagoniza Alonso, quien amenazado por el Ángel Exterminador, debe traicionar al Ministerio para salvar a Elena. Los pilares sobre los que se asientan las bases de la conciencia de Alonso se tambalean. Para rescatarla, Alonso deberá asesinar a Adolfo Suárez, ya que la base de los problemas de Bosco es la instauración de la democracia en nuestro país.

Sin embargo, Alonso no es como Marta y tiene un profundo sentido del bien y del deber. De esta manera, junto con Salvador, Irene, Pacino y Ernesto, traza un plan que culminará con el cazador cazado. Bosco no parece ser consciente del fuerte sentido del honor de Alonso, por lo que Salvador consigue diseñar el plan perfecto, provocando un enfrentamiento entre los Hijos de Padilla y los soldados de El Ángel Exterminador, matando dos pájaros de un tiro.

Si bien el capítulo estuvo lleno de sobresaltos, el guión parece perfecto para un final. No termina de convencernos el establecimiento de figuras antagonistas como la de Bosco o los Hijos de Padilla, sino que la fórmula que funciona con el Ministerio son capítulos donde descubrimos pequeños escenarios de nuestra historia que no tienen por qué estar conectados entre sí. Los saltos entre época y el análisis de las mismas, siempre nos llevan a conectar con la actualidad, forzando una pequeña reflexión que nos permite asociarlo con la inmediatez social.

Crucemos los dedos para seguir disfrutando de esta ficción que tan buenos momentos nos está dando. La inseguridad por la que navega esta serie es la que no nos permite disfrutar completamente de las sorpresa que nos puede dar esta historia. Esperemos que el capítulo final de la temporada, no ponga el broche definitivo con la llegada de Chicho Ibañez Serrador.

Irene del Río Ver todo

Periodista cultureta. Soy la brújula que marca su propio destino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: