‘La gran enfermedad del amor’: cuando el amor rompe todas las barreras

Hay que decirlo: La mayoría de los películas que suelen optar a los grande premios del cine son dramas. Ya sean thrillers, romances o western. Da igual, tendrá mucho mucho drama. ¿No hay comedias buenas? ¿Las comedias son un género menor? Desde aquí, alabo a todos aquellos que intentan triunfar con una película en comedia que no cae en el cliché, sino que arriesga, nos conmueve y nos divierte. Los Premios Oscar también tienen entre sus nominadas una comedia romántica, basada en hechos reales y que promete envolvernos a todos de un universo muy particular.

Tengo que confesar que me encanta el cine indie y que la película dirigida por Michael Showalter ha conseguido atraparme desde el primer momento.  Ya hemos seguido anteriormente los pasos de otros cómicos. Nada más tenemos que ver Louie, pero Kumail Nanjiani consigue renovar el género, alejándose del espíritu de patetismo que rodea la vida de Louie CK, adentrándonos en su vida, en su realidad más pura. Un comediante pakistaní que lidia con sus convicciones y con las de su familia, ocultándoles dos realidades que le supondrían la expulsión directa de su hogar: no está seguro de si cree en Alá y no quiere casarse por un matrimonio concertado.

Una historial real, la vida de Kumail Nanjiani, que se interpreta a sí mismo para plasmar en la pantalla su historia de amor con su esposa, Emily (en el film Zoe Kazan). Y es que aunque haya mil trabas, a veces las mayores son las que nos ponemos a nosotros mismos. Su forma de conocerse es la típica: chico conoce a chica en un bar y comienzan una relación. Todo sería normal de no ser por las mentiras y el choque cultural. Todo parece estar a punto de estallar cuando Emily contrae una extraña enfermedad y es puesta en coma inducido. Kumail deberá decir entonces si quiere formar parte o no de la vida de la chica, aunque para ello tenga que enfrentarse a la verdad.

Increíble pero cierto. La vida da mil vueltas y está siempre dispuesta a sorprendernos. Una película que abraza las diferencias y la tolerancia, que traspasa las barreras y apuestan por algo más importante. Kumail es pakistaní, pero ha crecido en los Estados Unidos. Agnóstico que miente a su familia, obsesionada con concertarle un matrimonio. Sin embargo, la vida le tiene preparado otro plan. Una película que logrará enternecerte, divertirte y descubrir que hay veces que ser valiente aunque lo tengas todo en tu contra.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s