‘Mozart in the jungle’: ¡Que siga la música!

Admito mi amor por esta serie y por el gran Gael García Bernal, que ilumina la pantalla con cada pequeño gesto que hace para interpretar al gran y único Maestro Rodrigo de Souza. ‘Mozart in the jungle’ ha llegado a su cuarta temporada y sigue enamorándonos como si fuera el primer capítulo, centrándose esta ve en la madurez del director y en el papel de la mujer dentro del mundo de la música clásica.

Hailey (Lola Kirke) explora su nueva faceta como directora, una apuesta que realiza bajo la tutela de Thomas Pembridge, quien decide volver a a dirigir, esta vez en la orquesta sinfónica de Queens. Mientras tanto, Rodrigo decide emprender su sueño de dirigir una orquesta infantil aunque, una vez más, los proyectos no son tan fáciles de llevar a cabo. Su incapacidad de establecerse en un lugar se convierte en el miedo principal de Hailey, con quien acaba de comenzar una relación, lo que les lleva a un viaje emocional para descubrir qué serían capaces de dar por el uno por el otro.

La importancia de las culturas queda patente en cada temporada, donde en esta ocasión exploramos Japón. Por otro lado, también nos adentramos en el papel de la mujer dentro del mundo de la música clásica, donde vemos la escasez de directoras de música y compositora, una lucha a la que se enfrenta Hailey en su nueva andadura. El mundo profesional choca con el emocional, la extravagancia de Rodrigo choca con el realismo de Hailey, pero los polos opuestos se atraen, complementando la relación de una manera muy especial.

‘Mozart in the jungle’ sigue tan fresca como el primer día, dispuesta a apasionarnos y a enseñarnos sobre música. Además, cada vez nos adentramos más en los viajes emocionales de nuestros protagonistas, con los que conseguimos sentirnos identificados, ya sea por los caminos llenos de incertidumbre de Hailey, propios de la juventud, o por la necesidad de comenzar a asentarse y hacer lo que cree que es correcto, como le ocurre a Rodrigo. Gael García Bernal sigue magnífico en su papel protagonista, un personaje alocado y humano que consigue embelesarnos y transmitirnos tanto sus inseguridades como sus sueños.

Un amor agridulce, una lucha por los sueños y la aventura musical. La serie de Roman Coppola, Jason Schwartzman y Paul Weitz, sigue avanzando al son de la música, haciéndonos disfrutar. ¿A dónde nos llevará la próxima temporada? Una vez más, toca esperar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s