‘Félix’: la magia de Cesc Gay llega a un thriller con tintes tragicómicos

Era uno de los grandes proyectos de Movistar Plus más esperados. Y no ha decepcionado en absoluto. Cuando te sientas a ver Félix, no sabes a qué te vas a someter. Leonardo Sbaraglia, nuestro querido Félix, aparece tímido en la pantalla. Un argentino que se traslada a Andorra para vivir cerca de su hijo. Alejado de su tierra, en mitad de las montañas heladas, allí ha encontrado el amor de Julia (Mi Hoa Lee), una joven china que ha desaparecido.

Todo comienza con un sueño. Un sueño de paz y sangre, salvaje y extraño. Un augurio terrorífico. Félix despierta asustado, inquieto por su sueño. Despierta en Andorra, donde reside y ejerce como profesor y escritor. Tímido, relajado. Félix es un argentino alejado de su patria. Un tímido loco de amor que busca desesperado a su novia, con la que lleva poco tiempo saliendo. La policía lo acusa de locura, él busca desesperado. Poco a poco reúne pistas para descubrir que Julia, su Julia, no es quien dice ser.

El suspense se mantiene durante todo el relato, una búsqueda interminable sobre una persona que se ha evaporado, desaparecido de la faz de la tierra. No queda nada más que pequeños pasos, pequeños rastros de una vida. Y esa Odisea es un viaje lleno de misterio y humor negro. Andorra es un escenario hermoso a la vez que inquietante. Tragedia y comedia crean la simbiosis perfecta, como se demuestra en el tándem que forman Leonardo Sbaraglia y Pere Arquillué, una unión maravillosa llena de diálogos disparatados.

Cesc Gay, ganador de un Goya a la Mejor Película por Truman, vuelve a hacer alarde de su magia, de su capacidad de crear mundos y jugar entre sueño y realidad. Y Leonardo Sbaraglia demuestra con creces el talento que tiene.  Movistar vuelve a adentrarse en un proyecto arriesgado que sigue la estela de otros éxitos como ‘Vergüenza’ o ‘La Peste’. Presentada en el Festival de Cannes, ‘Félix’ es una serie que augura grandes éxitos.

El misterio se convierte en esa realidad firme con la que convivimos en nuestra sociedad. Nadie quiere hablar, nadie sabe. Porque las verdades más terribles se esconden detrás del silencio. Andorra nos recuerda a Fargo o a Tres anuncios a las Afuera, a ese pueblo lleno de encanto en el que aguardan secretos. Un thriller ligero que viaja entre ensoñación y la más cruda realidad.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s