‘Matar al padre’, la relación obsesiva de un padre con sus hijos que invita a reflexionar sobre el miedo

FOTOS_PHOTOCALL_MATAR_AL_PADRE_ALEX_ZEA_3
Álex Zea

La sección Málaga Premiére ha acogido la presentación de la serie Matar al Padre, una producción de la directora Mar Coll que retrata el paso del tiempo a través de un personaje obsesivo y angustiado con el que el público se sentirá identificado a pesar de todos sus defectos. Protagonizada por Gonzalo de Castro, se estrenará en Movistar + el próximo mes de mayo e invita a reflexionar sobre cómo el miedo puede llegar a determinar tu vida.

Tras su éxito en el Festival de Málaga con Tres dies amb la familia , que fue premiado con tres biznagas, la directora ha indicado que está muy orgullosa de poder volver con su primera experiencia en el campo de la ficción televisiva. No obstante, este proyecto empezó como un largometraje muy complejo con una gran cantidad de episodios en el guion. Por esta razón, Coll la concibe como un formato híbrido, una mezcla entre película y serie que finalmente desembocó en la primera temporada de Matar al Padre, compuesta por cuatro capítulos.

Y esta peculiaridad forma parte de su esencia y originalidad, ya que no se parece a ninguna otra serie, ha insistido su directora, quien también ha aclarado que su producción no fue creada en ningún momento como un producto artificial sino como un proyecto en el que junto a Valentina Viso y Diego Vega se han sentido muy libres. Tenían claro que querían plasmar su experiencia personal y su forma de ver la vida. El resultado ha sido “una serie con muchas capas, dispuesta a despertar muchas lecturas”.

Gonzalo de Castro se mete en la piel de Jacobo Vidal, un tipo aprensivo, desquiciado y miedoso con una visión muy particular de enfrentarse a la vida, a sus problemas y a la obsesiva relación con sus hijos. Su motor es el miedo y cree que si no hace lo correcto en determinadas circunstancias, sus hijos podrían incluso llegar a morir. Es precisamente en ese miedo donde cree que los espectadores pueden sentirse muy identificados. Al respecto, Coll ha hecho hincapié en que el equipo no ha tenido ningún reparo a la hora de construir un personaje tan extremo con unas características tan marcadas. Asegura que le gusta potenciar sus disfuncionalidades. Por su parte, De Castro ha expresado que el rodaje ha supuesto para él una aventura maravillosa y extraordinaria.

En Barcelona post-olímpica habita Jacobo Vidal, abogado de profesión, hombre despótico y autoritario determinado a controlar todos los aspectos de su existencia y la de sus hijos, Tomás y Valeria. Jacobo convierte a sus hijos en víctimas de una saturación de amor paterno. Dieciséis años después, en plena crisis económica mundial, Jacobo se frustra cuando comprueba que su vida no tiene nada que ver con lo que él siempre había imaginado.

Coll realizó el cortometraje La última Polaroid (2004) como proyecto de fin de carrera. Su primer largometraje Tres dies amb la familia se estrenó en el Festival de Málaga en la edición de 2009. Fue premiado con tres biznagas. Con él obtiene también el Gaudí a la mejor dirección, mejor película y mejor actriz y el Goya a la mejor dirección novel. En el 2013 estrenó su segundo largometraje, Tots volem el millor per a ella inaugurando la Seminci de Valladolid que otorgará la Espiga de Plata a Nora Navas como mejor actriz. También ha vuelto en dos ocasiones al cortometraje con Amics (2012) y La inquilina (2015).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s