‘Ojos de madera’, el cuento perturbador y fantasmagórico de un niño tras la muerte de sus padres

Ojos de Madera_Anabelenfernandez-3 (Grande)
Ana Belén Fernández 

Ojos de Madera es el largometraje del dramaturgo Roberto Suárez y del cineasta Germán Tejeiro que compite en la Sección Oficial con un relato perturbador y fantasmagórico de un niño tras la muerte de sus padres que genera congoja y desasosiego. Se trata de una coproducción uruguaya, venezolana y argentina que ha generado muchas lecturas entre los espectadores.

La cinta que se rodó hace nueve años no pudo lanzarse hasta el pasado otoño por falta de recursos económicos. El pequeño protagonista Pedro Cruz tiene ahora veinte años quien fue capaz de interpretar un papel complejo y de gran carga emocional a pesar de su corta edad y de las ausencias de diálogo en el guion. En la rueda de prensa de su presentación, Cruz, que da vida a Víctor, un niño que acaba de perder a sus padres y tiene que mudarse con sus tíos, ha reconocido que le resultó rara la experiencia de ver la película después de pasar tantos años desde su filmación. Cuenta que el director –muy amigo de su padre- escribió esta película para él.

Aunque ha pasado mucho tiempo, Cruz se ha mostrado emocionado al recordar lo que supuso para él formar parte de esta película. Reconoce que aunque tuvo que trabajar en la grabación durante treinta días con jornadas de doce horas ininterrumpidas, fue muy divertido y lo disfrutó como si se tratase de un juego. La historia de Víctor se tuerce cuando tiene que hacer frente a la frustración y a la desesperación por la pérdida temprana de sus padres. A partir de ahí se sumerge en un mundo fantasmagórico en el que le suceden una serie de episodios con alucinaciones y circunstancias extrañas.

Las secuencias cuentan con mucho valor artístico y podría decirse que se trata de una película arty con una estética muy cuidada y un enfoque muy original para contar una historia como ésta, muy alejada de la narrativa convencional. Es capaz de conducir a los espectadores a contemplar una realidad desgarradora desde los ojos de un niño.

El ambiente que rodea a la trama es deprimente y decadente, el filme se centra en la figura del niño que experimenta constantes visiones que lo llevarán a un estado de locura. Obtuvo los premios de la Asociación de Críticos del Uruguay a mejor ficción nacional, mejor fotografía, mejor dirección de arte, mejor música, mejor montaje, el Premio de la Sociedad de Cinematografía, el premio a mejor dirección, revelación y mejor actriz.

Roberto Suárez es una de las figuras más importantes de la escena teatral uruguaya. Actor, director y dramaturgo, participa como actor de diversos proyectos de cine y televisión. Germán Tejeira participó en proyectos de ficción, animación y documental y dirigió el largometraje Una noche sin luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s