Mónica Randall reivindica el cine de la Transición, que abrió el camino al cine actual

FOTOS_AR_Y_GALA_MONICA_RANDALL_ANA_BELEN_FERNANDEZ_7
Ana Belén Fernández 

La actriz Mónica Randall, uno de los grandes rostros del cine español desde la década de los años 60, ha recibido un merecido homenaje en el marco del Festival de Málaga, donde ha recogido la Biznaga Ciudad del Paraíso. La actriz aprovechó el discurso para reivindicar el cine de los años de la Transición. “Hicimos el cine que podíamos y que permitía la censura. Nosotros empezamos a ser nosotros mismos cuando esto cambió. Somos unas personas que abrimos camino para los que vinieron después”, señaló la actriz, visiblemente emocionada.

“Momentos como estos justifican dedicarse a esta profesión”, comenzó la veterana intérprete, que recibió el galardón de manos del director Pedro Olea. “Me gustaría dedicar este premio a mis padres. Ellos lo pasaron muy mal cuando decidí hacerme actriz”, confesó la actriz, que contó cómo sus padres veían la profesión como algo indigno.

Para Randall también el cine del Franquismo debe quedar como un ejemplo para ver cómo era España en esos años. “Fue difícil, nos tocó sufrir, pero sabíamos contra qué luchar”, recordó la actriz, que dio a su discurso un tono reivindicativo. “Las personas jóvenes no tienen claro contra qué tienen que luchar. Algunos, que me son muy cercanos, no sé adónde van, ni adónde los van a llevar”, exclamó la actriz entre la ovación del público.

Pedro Olea, que se refirió a ella por su nombre real, cariñosamente como Aurorita, recordó su trabajo con ella en Tiempo de tormenta, de 2003, que se presentó precisamente en el Festival de Málaga. “Llegó un momento que ella decidió que estaba cansada de que solo la llamaran para hacer de guapa o de mala”, explicó el director para quien este premió ha supuesto cerrar un círculo o una trama en la relación con la actriz.

También ella se refería a esta retirada en el video del homenaje, hastiada de recibir siempre los mismos tipos de papel, de mujer fuerte y sofisticada. “Cuando te has apartado de la profesión, que se acuerden de ti quiere decir que has dejado alguna huella”, contó la actriz, que también reivindicó la dignidad en la profesión.
También el actor Jose Sacristán, que no ha podido estar presente en la gala, ha querido sumarse al homenaje a través de un vídeo. “Celebro muchísimo este reconocimiento, como todos los que mereces”.

El director Pedro Olea ha sido el encargado de entregar el premio, con un discurso en el que ha repasado la relación especial que le une a la actriz, especialmente a raíz de la película Tiempo de tormenta.

Mónica Randall (Barcelona, 1942), ha participado en su carrera en algunos títulos míticos del Cine Español, como Cría Cuervos (1976) de Carlos Saura o La escopeta nacional (1978) de Luis García Berlanga. Destacó también por sus papeles en comedias de los años 60 como Abuelo made in Spain (1969).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s