‘Seis Globos’: el drama de una adicción

eb98cd22af4e23a636c7d1ce8f0972d5b9115abb (1)

Netflix sigue añadiendo a su catálogo nuevas producciones independientes y de bajo presupuesto que no dejan de asombrar al público. Una de sus últimas incorporaciones es ‘Seis Globos’ (Six Ballons), que nos sumerge en la vida de un adicto a la heroína pero desde el punto de vista de la familia.

La película, de escasa duración (1h 15 min),  empieza con una angustiada y decepcionada Katie (Abbi Jacobson), que tras organizar y preparar una fiesta sorpresa para su pareja, tiene que recoger a su hermano Seth (Dave Franco) y a su sobrina pequeña de casa de este. El gran problema de esta trama es que Seth es adicto a la heroína y se encuentra en un momento de bajón. Aquí comienza la gran pelea interna de Katie, que tendrá que decidir si ingresar a su hermano de inmediato en una clínica de desintoxicación (explica que ya ha estado otras veces sin éxito) o dejarle que se chute y volver a su casa con su familia a la fiesta que había organizado.

El grueso de la película transcurre dentro del coche, donde un muy afectado Franco intentará convencer a su hermana para que le deje inyectarse una última vez, todo esto con su hija de dos años en la parte de atrás del coche.

El tándem Jacobson, Franco, funciona muy bien en la pantalla ya que, consiguen convencer al espectador de las decisiones que toman en cada momento, haciendo incluso que empatices con ellos.  El único gran pero de esta producción dirigida por Marja-Lewis Ryan, es que en ciertos momentos se haga pesada, sin conseguir crear esa atmósfera que te envuelve e introduce dentro de la trama.

A pesar esto, hay que reconocer que la escena final de la película, la cual te va introduciendo desde el principio del largometraje, está muy bien llevada en la pantalla. Consiguiendo crear esa sensación de agobio que la protagonista siente por ver la situación del hermano.

En conclusión, ‘Seis Globos’ es una película que intenta mostrar esa otra cara de las adicciones y como todo lo que las rodea, de un modo u otro, se acaba desmoronando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s