Curb your enthusiasm: un musical llamado Fetua

Cuando Larry David volvió a la pequeña pantalla sabíamos que teníamos que prepararnos para lo mejor y lo peor, aunque en este último caso solo por su alocado personaje. En mitad de la era Trump, Estados Unidos necesita volver a reírse, así que, tras un parón de cinco años, Larry David volvía a levantarse para traernos esas historias tan reales, incómodas y vergonzosas que solo él es capaz de traernos.

Esta novena temporada, Larry David se ha centrado en el mundo del teatro musical y en los choques con la comunidad islámica. Como siempre, el laberinto de malos entendidos fue determinante para que se sucedieran los acontecimientos. ¡Fetua! Así se llamaba su musical, lo que supondría un cambio en su vida. Y vaya si lo ha supuesto. Tras una entrevista en el programa de Jimmy Kimmel en el que hablaba demasiado, Larry David recibió su propia medicina: una Fetua contra él.

La temporada se ha desenvuelto alrededor de estas dos realidades, el musical y la Fetua, entrelazándose con las distintas dinámicas que se han ido sucediendo. Vuelta a las dinámicas con amigos, las manías, las verdades afiladas y las relaciones políticamente incorrecta. La búsqueda en el amor de Larry David parece un auténtico torbellino y sus meteduras de pata no se suavizan con el paso de los años.

En mitad de una polémica sentencias, Larry se oculta tras un bigote y una peluca, con miedo a ser sentenciado a muerte en la misma habitación en la que se encuentra. Poco a poco, intenta volver a tomar las riendas de su vida, aunque siempre se mantiene alerta ante un posible atentado. Es original, es mordaz y tiene todo lo necesario para que nos riamos del mundo.

Curb your enthusiasm tampoco ha podido pasar por desapercibido el éxito de Hamilton, el musical de Lin Manuel Miranda que triunfado en Broadway y sigue triunfando sobre los escenarios de Estados Unidos y de Londres. Los amantes de los musicales sabíamos que la temporada estaba diseñada para que se produjese el encuentro, con continuos guiños al éxito de Miranda y a su obra maestra Hamilton. Y es que el musical ha conseguido volver a atraer la atención sobre el género y ha dado la vuelta al mundo por su originalidad, su historia y todas las similitudes con momentos actuales.

Lo mejor de Larry David, lo mejor de Curb Your Enthusiasm, es que saca a la luz todas esas situaciones absurdas del día a día que a todos nos traen de cabeza. Compromisos sociales, quedar bien cuando realmente no piensas lo que afirmas, mentira para maquillar la realidad. Larry David no es así. Es directo, mordaz y sincero pase lo que pase. Y eso, falta en nuestra sociedad. Un poquito más de verdad. Eso sí, sin poner en riesgo nuestra propia vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s