The End of the F***ing World: ¿qué ocurre cuando nadie te entiende?

Netflix sigue sorprendiéndonos con arriesgados proyectos audiovisuales que poco a poco van calando en nuestra sociedad. Una de sus últimas apuestas, The end of the f***ing world es la comedia negra del momento, capaz de sacarnos una sonrisa con cada escena. Sus personajes son tan perturbadores como atrayentes, dos adolescentes que se sienten abandonados del mundo y que huyen en busca de algo mejor. El mundo se acaba para ellos, pero da comienzo a una nueva aventura, un viaje por la psicología de dos extraños adolescentes que pasan por su peor época y tratan de descubrir quiénes son realmente.

James, 17 años, sociópata. Así se define él mismo, un chico que no tiene apego por nada y que sueña con asesinar a una persona. Tras haber matado diversos animales sin apenas pestañear, sueña con encontrar a una persona a la que hacerle lo mismo. Aquí entra en juego Alyssa. Diecisiete años, rebelde sin causa. Alyssa vive incómoda con la situación que le ha tocado vivir, una madre que la ignora y un padrastro que la odia. Una extraña pareja que comienza con la finalidad de aprovecharse el uno del otro y que acaba desembarcando en una huida en busca de un lugar en el que ser libres.

El camino no será nada sencillo, el mundo parece que ha ido literalmente a la mierda para estos dos chicos. Alyssa quiere buscar a su padre. James quiere matar a Alyssa. Sin embargo, parece que la vida está llena de tonos agridulces. La serie británica nos lleva al viaje interno de dos jóvenes que han vivido equivocados, que observan el mundo con colores oscuros sin pararse a pensar en motivos más allá de las primeras apariencias. Hasta que se adentran en un mundo demasiado adulto para el que no están preparados.

Ocho capítulos de veinte minutos son demasiado escasos para ahondar en la psicología compleja de dos adolescentes. Todo sucede demasiado rápido, sin establecer un fuerte hilo conductor que nos lleve a descubrir por completo a los protagonistas. Una serie entretenida que nos descubre la crudeza del mundo a través de unos ojos torturados aunque infantiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s