Adiós a uno de los maestros del nuevo periodismo

Tom Wolfe falleció el pasado lunes a los 88 años. Un cronista de libro, con un talento increíble para describir la realidad y la ficción, sus artículos fueron una auténtica revolución periodística en los setenta. Su habilidad para los relatos ficcionales también era increíble; ‘La hoguera de las vanidades fue un auténtico éxito.

Nacido en 1930, Wolfe es originario de Richmond (Virginia). Doctorado en Yale, comenzó a trabajar como redactor en el Springfield Union, un diario de Massachusetts, periodo tras el que dio el salto a revistas tan importantes como Esquire o New York.  Seguidor del padre del nuevo periodismo, Gay Talese, Wolfe comprendió que existía otra forma de hacer periodismo, a través de textos descriptivos, crónicas literarias. Así se convirtió en uno de los grandes maestros del nuevo periodismo junto con Truman Capote o Talese.

Su llegada a la ficción en 1987 con La hoguera de las vanidades es considerada una de las más grandes novelas que hablan sobre Nueva York: Un triunfador chico que atropella a un joven del Bronx. Desde ahí, se analiza el centro del mundo. A lo largo de su carrera, destapó la realidad de Nueva York, Miami y Atlanta, la verdad del país, de su gente y cultura.

La sátira fue su gran arma, que le llevó a ganarse enemigos como el periodista Norman Mailer. Su gran herencia, su estilo inconfundible. Un ejemplo para los periodistas y los amantes de la literatura más crítica. Adiós a un maestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s