Rancapino recibe este sábado un merecido homenaje en el XXXIX Festival Nacional de Cante Flamenco de Ogíjares

5fd894a2-47d3-41fc-bb33-1efc8f00033a

El flamenco de altísimo nivel regresa esta noche a una de las localidades que más lo cuida y más lo quiere, Ogíjares. La villa de la música tiene una relación íntima y especial con el cante, el toque y el baile, y así lo demuestra desde hace 39 años, que son las ediciones que se han celebrado hasta ahora del Festival Nacional de Cante Flamenco, uno de los más importantes de España. Por el municipio cachurro han pasado figuras como Camarón de la Isla, Enrique Morente, El Cabrero, José ‘el de la Tomasa’, El Lebrijano, José Meneses, Fosforito, José Mercé, El Polaco o Chiquetete, entre otras muchas grandes voces, y cantaoras como Aurora Vargas, Carmen Linares, Remedios Amaya o Marina Heredia, como muestra de la gran calidad que siempre ha atesorado este certamen. Junto a ellos, los mejores guitarristas al toque -caso de Tomatito o Juan Carmona ‘Habichuela’- y grandes grupos de baile.

Como localidad que vive y siente el flamenco no hay sino agradecer a quienes lo han convertido en arte. Y por eso, en la edición de este año -que se celebra este sábado, a partir de las 22,30 horas en el Parque San Sebastián de Ogíjares- se ha elegido una mítica figura para rendirle un merecido homenaje, que se realiza por primera vez a un artista vivo y que es, además, cabeza de cartel. Rancapino, una de las voces de la historia del cante jondo, recibirá el reconocimiento a su larga trayectoria y, además, los aficionados que asistan tendrán la oportunidad de escuchar la jondura de su voz -grave, ronca y rajada- tan característica de uno de los más grandes. Con soleás, seguiriyas, malagueñas o tangos agradecerá el cariño mostrado Alonso Núñez Núñez, un cantaor de raza, heredero del cante puro, que a sus 73 años ya es una leyenda.

Rancapino ya estuvo en cartel de este certamen en tres ocasiones: 1997, 1999 y 2005 (su heredero, Rancapino hijo, lo hizo en 2014). Ahora regresa a Ogíjares el chiclanero como figura estelar de un cartel que completan al cante Capullo de Jerez, Morenito de Íllora, José Valencia y la pujante María Terremoto. Sin duda, una representación de gran nivel y calidad del cante flamenco actual. Al toque estarán Jorge Gómez, Juan Requena, Manuel Jero y Nono Jero. Al baile actuará El Carpeta (hermano de Farruquito) y su grupo y habrá una colaboración especial de Israel Gómez, primer premio de guitarra del XIX Concurso de Jóvenes Flamencos de Sevilla. El evento estará presentado, un año más, por el flamencólogo Juan Ortega Chacón.

Ayuntamiento de Ogíjares y Peña Yerbabuena
Cabe recordar que el Festival Nacional de Cante Flamenco está organizado por el Ayuntamiento de Ogíjares, a través del Patronato Municipal de Cultura, y por la peña Eva Garrido ‘La Yerbabuena’, en colaboración con la Junta de Andalucía y, de forma muy especial, por la Diputación de Granada, que desde 1980 ha apoyado año tras año este evento. También colaboran diversas empresas. El presupuesto de esta edición será de 18.000 euros, en la línea de los últimos años, cantidad que garantiza un cartel de calidad, con artistas consagrados, y también un cuidado servicio al espectador, tanto en la seguridad, como en los accesos y en la atención a los asistentes.

El precio de la entrada se mantiene en 10 euros, al igual que en ediciones anteriores. El Festival, que comienza a las 22.30 horas, suele alargarse hasta altas horas de la madrugada.

Rancapino
Nacido hace 73 años en Chiclana de la Frontera (Cádiz), Alonso Núñez Núñez ‘Rancapino’ es cantaor de raza, nieto de ‘La Obispa’ y hermano de ‘Orillo del Puerto’. Se inició cantando en La Venta Vargas, junto a su ‘primo’ Camarón de la Isla, con quien siempre mantuvo una estrecha relación, y bebió de la influencia de Aurelio de Cádiz y Caracol.

Con un excepcional talento para cantar siguiriyas, soleares, malagueñas o tarantos, es un claro exponente del cante más jondo y puro, en el ámbito más tradicional del flamenco. “Su eco, el timbre, los tonos bajos de su voz, siempre casi al límite, son una joya en claro riesgo de extinción. Por eso –y fueron los primeros- le han reconocido siempre su inmenso talento todos sus compañeros”, escribe Daniel Verdú en El País.

Y es que los expertos le catalogan como una de las mejores voces que ha dado el flamenco, pese a que no ha sido tan reconocido a nivel popular, posiblemente -según relata su biógrafo, Pedro Antonio Quiñones- “por su exceso de humildad y por no creérselo nunca demasiado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s