‘Killing Eve’: retrato de una obsesión

La pasada noche, los Premios Emmy volvieron a eclipsar el mundo de las ficciones televisivas, glorificando a las series más reconocidas del panorama actual. El simple hecho de ya estar nominada es la firme constatación de que las cosas se están haciendo bien. Puede que no haya sido una de las ganadoras de la noche, entre las que destacaron Juego de Tronos y La Maravillosa Mrs Maisel, pero HBO tenía varios ases en la manga que llegan con fuerza para seguir sentando las bases del futuro de la cadena. Una de ellas, sin lugar a dudas, es el drama ‘Killing Eve’, protagonizada por Sandra Oh y escrita por Phoebe Waller-Bridge.

Eve Polastri es una policía especializada en la investigación de asesinos. Enfrascada en trabajo de oficina, sueña con el día en el que se desenvuelva en un caso al cien por cien. Sin embargo, uno no sabe a lo que se tiene hasta que se topa con ello de frente. Eve seguirá los pasos de Villanelle (Jodie Comer), una asesina experta en “liquidar” altos mandos que posee un particular comportamiento. La asesina, ingeniosa pero con un marcado lado psicópata; Eve, que entusiasma por su perfil simple y directo. Ambas combinan a la perfección, convirtiendo esta caza de ratón y gato en un desenfrenado juego psicológico. Tan rivales, tan opuestas y parecidas a la vez. Atraídas irremediablemente por la complejidad de la otra.

Basada en las novelas de Luke Jennings, ‘Killing Eve’ es adictiva, consigue enganchar desde el primer momento y hacerse con el espectador. El humor consigue relajar el ambiente y darle un ritmo a los acontecimientos, cambiando de una investigación, a la cotidianidad, al escenario más complejo y concienzudo de un asesinato a sangre fría. También resaltamos a las mujeres, inteligentes, poderosas y ambiciosas. Frases elocuentes se entrelazan, interpretadas magistralmente por un reparto comprometido y perfecto, en el que destacan Fiona Shaw y Kim Bodnia. No cansa, solo queremos más y más de esta intrigante historia.

Sandra Oh, a la que conocemos por su papel de Cristina Yang en ‘Anatomía de Grey’, ha demostrado que es capaz de enamorar de nuevo a la pantalla en un papel cómico, inteligente e inesperado. Una chica que se ve convertida en espía y tratando con asesinos de la noche a la mañana. Tanto es así que ha consiguió su nominación al Emmy a la Mejor Actriz en Drama, así como se convierte en la primera mujer de origen asiático que es nominada en esta categoría.

Por lo pronto, sabemos que hay una segunda temporada confirmada y que contará con nuevo reparto, en el que ya se ha confirmado a Nina Sosanya, Edward Blueme y Julian Barratt. ¿Conseguirá encantarnos tanto como la primera? Solo esperamos que así sea.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s