POSE, otro éxito de HBO: Lúcete, brilla y posa

Echando la vista atrás hacia los comienzos del verano, una ficción comenzaba a brillar entre el gran catálogo de series de calidad de HBO. Un robo de lujos en el Metropolitan, estilo y clase en una noche de modelos que tratan de representar un acting lleno de feminidad y moda. POSE parece excéntrica, y en parte lo es, pero también es el grito por ser quienes queremos ser. Habla de lucha y de tener un hogar. Habla de sentirse integrado en una sociedad excluyente y llena de prejuicios. La nueva ficción de Ryan Murphy, creador de otros éxitos como American Crime Story o Feud, llegó con fuerza a HBO España el pasado Julio (FX en EEUU), aunque no ha tenido al repercusión merecida.

Viajamos a los años 80, donde la comunidad transexual sufre los desaires de heterosexuales e incluso homosexuales, que les miran por encima del hombro y desprecian. Nos sumergimos en la ball culture, donde muchos encuentran su refugio en una mezcla de música, bailes y desfile de modelos. Blanca (MJ Rodríguez) pertenece a la llamada Casa de la Abundancia, una de las más famosas participantes de este punto reunión, pero siente que se está separando de los ideales de su “madre”, Elektra (Dominique Jackson). Finalmente, decide distanciarse de ella y formar su propia casa, la llamada Casa de Evangelista, lo que creará una rivalidad. Blanca acogerá en su hogar a dos discípulos: Damon, un joven homosexual que huye de su hogar para cumplir su sueño de ser bailarín, y Angel, una joven transexual que se prostituye para sobrevivir. Será ella quien tenga un idilio con Stan, un hombre casado recién llegado al mundo de los negocios de Nueva York y que trata de encontrar su sitio en el mundo.

Conocemos sus historias, su pasado y el por qué de su situación. Pero, sobre todo, nos centramos en el hoy y el ahora, en la problemática del sida en la comunidad homosexual y transexual, en la marginación y el dolor por no poder ser quienes quieren ser. ¿Serías capaz de sacrifica todo lo que tienes por convertirte en quien quieres ser? Y dentro del dolor, hay luz y calidez, instinto de supervivencia, ganas de luchar. Y por supuesto, un poco de comedia, que lo encabeza el papel interpretado por Billy Porter, el maravilloso maestro de ceremonias Pray Tell, que le pone un poco de humor a las innumerables categorías desfiladas.

Creada junto a Brad Falchuck y Steven Canals, Ryan Murphy nos trae una historia llena de pasión y reivindicación, donde descubrimos que la familia también se crea de la unión de aquellos que sienten que no tienen un lugar al que pertenecer, que se apoyan y salen adelante por el ansia de seguir viviendo y encontrar el respeto del mundo. Es sensible, es divertida y es real. Tiene guiños a esa cultura pop de los ochenta, como Fama o Flashdance, que tanto nos hicieron bailar y nos inspiraron. Sin lugar a dudas, un diamante en bruto.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s