‘Un pequeño favor’ y la mezcla explosiva de Lively y Kendrick

Anna Kendric y Blake Lively protagonizan un pequeño favor

Cuando nos fijamos en el cartel de este film poco o nada nos hace pensar que puede ser diferente a lo que esperamos. Guerra entre madres trabajadoras y madres amas de casa, un supuesto suceso traumático y la elegancia que rezuman sus protagonistas. Este cóctel parece llevarnos a un género que hemos podido ver en ‘La Chica del Tren’ o ‘Perdida’. Sin embargo, se aleja de sus hermanas de género para regalar al espectador una película cargada de detalles y escenas claves.

Stephanie Ward, interpretada por Anna Kendrick, es una madre viuda que ocupa su tiempo siendo la ama de casa perfecta. Cara angelical, comportamiento intachable, y una gran predisposición a ayudar a los que la rodean. En contra posición encontramos a Emily Nelson, encarnada por Blake Lively, una publicista con un cargo importante dentro de la industria de la moda, no se involucra en la vida escolar y concede una gran libertad a un hijo que adora pero del que no disfruta. 

Cuando ambos mundo se unen ambas descubren cosas que desean tener, vidas que anhelan y una gran complicidad que salvará de su monotonía vida a Ward. La ‘perfecta’ madre comparte sus consejos y recetas con el mundo a través de un blog que comenzará a despertar el interés de la red debido a un suceso inesperado. Entonces, ¿las apariencias engañan? pues como cabe esperar sí. Este hecho es algo implícito en el género pero la manera en que se plasma en esta historía llevará al espectador a disfrutar de momentos deliciosos y diálogos cargados de sarcasmos.

La elección del casting es muy acertada ya que Lively derrocha elegancia y sofisticación, muy bien reflejada en su perfecto estilismo, mientras que su coprotagonista sabe encajar en un personaje marcado por sus expresiones faciales y un físico que derrocha ingenuidad. La complicidad de ambas actrices es clave en escenas que pueden sorprender al espectador haciendo que tenga un conflicto de emociones. ¿Qué os viene a la mente si os hablo de una copa de Martini, una lápida y una investigación? y además le sumas a dos actrices con tanta genialidad como Anna Kendrick y Blake Lively.

Sin duda este largometraje engancha al espectador y a pesar de que puede ser flojo en el tema del suspense lo compensa con creces con situaciones bien formadas, un ritmo que hace que el espectador no pierda el interés y una buena construcción de los personajes principales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s