Saltar al contenido

Arde Madrid: fiestas y desenfreno en plena dictadura franquista

Ava Gardner se enamoró de España. Llenó de juerga las noches de la capital durante los 60. Numerosas personalidades acudían a sus arrebatadoras galas, llenando de desenfreno cada rincón de su mansión. Flamenco, jamón, alcohol y marisco. Todos los estereotipos españoles aunados para la diversión de la famosa actriz americana, amiga íntima de Ernest Hemingway, amante de Frank Sinatra.

Paco León sigue su estela de éxitos tras ‘Carmina’ o ‘Kiki, el amor se hace’. Ahora, junto a Anna R. Costa, han conseguido adentrarse en una España convulsa y compleja, indagando en la vida de a gran Ava Gardner y sus escandalosas historias. Porque, mientras la actriz vivía un auténtico torbellino de fiestas encadenadas, la sombra del franquismo acechaba su mansión en busca de enemigos del régimen.

Ana Mari (Inma Cuesta) es una joven de la Sección Femenina franquista, una devota del régimen a la que se le encomienda la misión de espiar a Ava Gardner (Debi Mazar) por sus posibles relaciones con el comunismo. Para ello, deberá infiltrarse como criada en su hogar. Eso sí, deberá fingir estar casada con Manolo (Paco León), que interpretará el papel de chófer de la actriz. El grupo se cerrará con Pilar (Anna Castillo), una joven de mente abierta que no desea vivir en una sociedad reprimida. Mientras se suceden diversos entuertos en la mansión de la famosa de Hollywood, observamos la sociedad de un momento, las miradas juiciosas hasta el estilo de vida de la americana y la rebeldía ante la represión.

¿Cuál es el papel de la mujer en los años 60? Y es que son ellas las que llevan la voz cantante en esta ficción. La dureza y fuerza de Ana Mari, las ansias de libertad de Pilar, la vida sin complejos de Ava Gardner, e incluso las ansias de poder Isabelita Perón (Fabiana García Lago), que sueña con ser la primera mujer en sentarse al poder en la Casa Rosada. ¿Es correcto lo socialmente aceptado?

Movistar sigue la estela de éxitos acumuladas por sus propuestas propias. Ahora, Paco León nos trae su genialidad a ‘Arde Madrid‘, llena de surrealismo, reivindicación y con toques de costumbrismo español. Reconocemos a diferentes personalidades de la época, una ambientación perfecta para una historia llena de potencial que ya tiene asegurada una segunda temporada. Porque Arde Madrid no es ver cómo Ava Gardner se bebe las calles, sino un retrato de la sociedad española oprimida que ansía ganar libertad, un mundo en blanco y negro con ganas de salir a la luz.

 

 

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: