Saltar al contenido

Los Medici: arte y riqueza manchados por la sangre de la envidia

Si ya conseguía enamorarnos en su primera temporada, la segunda temporada de Los Medici: Señores de Florencia, ha conseguido completar una saga familiar llena de intrigas, audacia y pasión por el arte. En esta ocasión, seguiremos los pasos de Lorenzo de Medici, conocido por la historia como ‘Lorenzo el Magnífico’, aquel que consiguió que el apellido Medici consiguiera su lugar en la historia. Siguiendo los pasos de su abuelo Cosme, Lorenzo se convierte en fiel heredero del legado, realzando el valor de su nombre y luchando contra unos enemigos decididos a expulsarlos para siempre de Florencia, Los Pazzi.

Precisamente, es en este periodo de la historia en el que se centra la ficción, la Conjura de los Pazzi, liderada por Jacobo de Pazzi (Sean Bean). Mientras que el joven Lorenzo (Daniel Sharman) se ha propuesto devolverle a su familia el lugar que merece, los Pazzi parecen dispuestos a hacerles la vida imposible. Y cuando todo parecía haberse apaciguado entre ambas familias, el rencor resurgirá para dar paso a una revolución que acabará en el rechazo de Florencia y el desprestigio de una familia.

Para adentrarnos bien en la historia, conocemos la infancia de Lorenzo, sus ambiciones, sus errores y sus aspiraciones. Desde su lado más poeta y romántico, hasta el más ingenioso y fiel con una causa. La paz y el auge de Florencia son su premisa, aunque no para sus enemigos.

Vuelve a sorprendernos la fidelidad de los acontecimientos, así como ciertas licencias que se toma la serie para completar la historia de forma armoniosa y circular. Nos referimos, sin lugar a duda, a la historia de Sandro Boticelli y sus obras, estableciendo a Juliano y a Simonetta como sus Marte y Venus particulares, siendo testigo de un amor prohibido y callando el silencio la admiración por su musa. Porque Simonetta se convertiría en el centro de todos sus trabajos, una primavera eterna. La música y el arte reinan en cada escena, dándoles un lugar de preferencia en cada escena.

Con esta temporada, finaliza esta serie encargada de plasmar la historia de una de las familias más poderosas de Italia. Mecenas sinigual y astutos en finanzas y política, los Medici consiguieron dejar huella en Florencia, siendo cada rincón testigo de su grandeza. A pesar de la sangre y la muerte, la gloria siempre ha iluminado el camino de Los Medici. Una entretenida ficción con la que seguir descubriendo la historia.

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: