Saltar al contenido

A ciegas: el expectante thriller de Sandra Bullock

Ver una película protagonizada por Sandra Bullock suele ser sinónimo de éxito. Ya sea una comedia romántica, como La Proposición, o dramas como The Blind Side, que le valió el Oscar, está claro que la actriz es una de las grandes novias de América. El pasado noviembre, Netflix estrenó el último proyecto de la intérprete, el thriller ‘A Ciegas‘ (Bird Box) que adapta a la pequeña pantalla la novela homónima de Josh Malerman. Situado en un escenario apocalíptico, el mundo se ve acechado por una oleada de suicidios.

Malorie Hayes, una artista, acude embarazada junto a su hermana al hospital por una revisión. Al salir de la consulta, ya nada será como antes. Numerosas personas comienzan a autolesionarse sin razón, cegado por una extraña y terrorífica visión que les incita a tomar esa acción radical. Mientras Malorie logra refugiarse con otros supervivientes, fuera aguarda la locura. Cinco años más tarde, Malorie se encuentra junto a dos chicos, intentando bajar unos rápidos con los ojos vendados, la única forma de no verse afectados por esa extraña alucinación. Una tarea imposible, y más con dos niños pequeños que no saben lo que es el mundo.

Resulta un thriller entretenido, alejado del típico film que, para transmitir miedo, recurre al gore. Sí que podemos observar cómo se rescatan ciertas características recogidas del género zombie. Finalmente, nos lleva a la angustia de privarnos de un sentido y de temer a lo desconocido. Mientras los susurros fantasmagóricos se agolpan, la ansiedad llena el corazón de Malorie que lucha desesperadamente por seguir sobreviviendo. Viajamos desde el origen de este extraño acontecimiento hasta cinco años más tarde, pudiendo ver cómo la humanidad se ha visto azotada por este terrible suceso.

Susanne Bier, directora del film, logra realizar una entretenida película que nos deja un sabor agridulce. Tal vez, marcados por el argumento de la novela, hubiéramos preferido un final mucho más valiente y arriesgado, y no una versión edulcorada. Sandra Bullock hace un trabajo espectacular que se ve eclipsado por la falta de originalidad en algunas subtramas. Igualmente, resulta desaprovechada la participación de actores dela talla de John Malchovich, que deberían haber ganado peso en la historia. Aún así, resulta una película fácil de ver y que nos atrapará, produciéndonos un extraño cosquilleo de nerviosismo. Un nuevo miedo se acecha al género, el terror invisible.

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: