‘Tully’: visibilizando la depresión post parto

Ser madre es toda una aventura, eso está claro y el cine lo ha reflejado mil veces en la pantalla. Lo gratificante que es traer una vida al mundo, la crianza de un hijo, la búsqueda de descendencia cuando parece imposible y esas lágrimas de orgullo tras el trabajo bien hecho. Todo parece una versión edulcorada de la vida, salpicada de lágrimas esporádicas que cansancio. Pero, ¿reflejan estas películas la cruda realidad de la mujer? No, no todo son luces y festivales de pañales con confeti y risas de bebé. También puede ser una macabra tortura que provoque un estado depresivo.

Jason Retiman vuelve a unirse a Charlize Theron para traernos una historia tan imaginativa como real. Marlo es una joven madre de dos hijos y el tercero viene en camino. Su vida viaja entre las obligaciones del día a día, el trabajo y el cuidado de su familia. A punto de dar a luz, tiene que lidiar con mil cosas para sacar adelante a la casa, así como estar pendiente de sus pequeños, como Jonah, que tiene unas cualidades particulares. Al estar desbordada, su familia toma una determinación: contratar a una niñera para las noches.

Mientras que Marlo se ve sobrepasada por la situación, atiende a su recién nacida y trata de sacar adelante la casa, su marido atiende al trabajo y, en los huecos libres, echa el rato jugando a la videoconsola. Tully se convierte en el único soplo de aire fresco en el hogar, la posibilidad de unas horas de sueño, de volver a ser la madre perfecta y cumplir con cada una de sus tareas de la lista interminable de cosas por hacer. Aunque, muchas veces, la realidad supera la ficción.

Así como ocurrió con ‘Juno’ o ‘Young Adult’, ‘Tully‘ nos cuenta de forma tragicómica una realidad. El estrés parece esfumarse. Poco a poco, recupera el ritmo de sueño, comienza a cuidarse y vuelve a poner orden en el hogar, pero es difícil eliminar ese sentimiento, estar desbordada. Tully es el grito silencioso de millones de mujeres que sufren depresión post parto, que hacen mil carambolas por llevarlo todo adelante y que dejan de dormir para hacer que su familia esté tranquila y feliz. Es tan necesaria como cruda y Charlize Theron lo interpreta a la perfección.

Una trepidante historia que nos hace reflexionar sobre el papel de la mujer en la crianza de los hijos, el papel determinante en los hogares y, en muchas ocasiones, la falta de atención a las necesidades que tiene. Porque el sufrimiento, aunque no se exteriorice, también se lleva por dentro. Y ante el dolor y el estrés, compartir cargas es vital. Ahora puedes disfrutar de esta película en Movistar Plus.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s