Saltar al contenido

‘El despertar de las hormigas’ alienta a las mujeres a rebelarse contra el machismo y las imposiciones sociales con una historia cargada de reflexión

PHOTOCALL EL DESPERTAR DE LAS HORMIGAS (4)
Álex Zea

‘El despertar de las hormigas’ es el largometraje de la directora Antonella Sudasassi con el que se propone alentar a las mujeres a rebelarse contra el machismo y las imposiciones  sociales. La cineasta costarricense también es la guionista de esta historia femenina con una  alta dosis de denuncia social que invita a reflexionar y abrir la mente hacia una dimensión  crítica e inconformista. Y lo hace a través de un diálogo sobre la sexualidad femenina en  tono reivindicativo e inspirado en el concepto de la sororidad, ya que en Costa Rica sigue  siendo un tema tabú.

Ésta es la carta de presentación de la cinta con la que competirá en Sección Oficial del  Festival de Málaga. Para la redacción del guión se inspiró en la historia de su propia familia – muy numerosa y llena de mujeres luchadoras, ha puntualizado-. Pero a pesar de tratarse de personas fuertes, siempre han vivido sometidas a lo que marcaban los maridos o sus padres.

Por ello con esta obra también se propone dar voz a las mujeres que no la tienen a través de  un retrato real de la situación que atraviesan muchas de ellas en Costa Rica.

Aunque la historia está contextualizada en una zona rural de este país de centro América, la  situación de la protagonista, Isa –interpretada por la actriz Daniella Valenciano- es  extrapolable a las grandes ciudades y a cualquier rincón del mundo. No obstante, ha querido  llevar a los espectadores un trozo de realidad de su país de origen para que conozcan el  insignificante papel que se le otorga a la población femenina.

Isa es una joven que vive con su marido y sus dos hijas pequeñas en una pequeña localidad  costarricense. Dedica su vida a estar a su servicio y a coser por encargo. El poco dinero que  gana también lo administra su marido. Para colmo su familia la presiona para tener otro hijo  porque para ellos es imprescindible que tenga un varón. Ella sueña con tener su propia  tienda y diseñar vestidos.

La presión continua de su familia la conduce hacia la rebelión. Para el relato de la vida de su  personaje principal, la directora utiliza mucho la simbología, como por ejemplo, el pelo. Le da bastante protagonismo al cuidado del cabello de su protagonista como una metáfora del  suplicio continuo y la dedicación extrema para estar bella y gustar al hombre. Otro de los  símbolos son las hormigas, que precisamente dan nombre al largometraje. Las utiliza para  transmitir el esfuerzo lento pero constante de la protagonista por perseguir su deseo frente  a lo establecido.

Es importante que seamos conscientes del momento en el que dejamos de tomar decisiones por nosotras mismas para satisfacer a los demás, han compartido tanto la directora como la  la actriz protagonista durante la rueda de prensa de presentación.

Junto a Daniella Valenciano, le acompañan los actores Leynar Gómez, Isabella Moscoso, Avril  Alpízar, Adriana Álvarez, Carolina Fernández y Katia Arce, quienes completan el reparto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: