Saltar al contenido

20 años de la magia de ‘Futurama’

futurma-main-920x584

Tenía 6 años cuando se estrenó Futurama, y no sabía cuánto iba a cambiarme la vida esta serie. Llegaba el nuevo milenio y el mundo se encontraba conmocionado, asustado por el mítico “efecto 2000”. Philip J Fry brindaba por “otro repugnante milenio”, caía en una cámara de criogeninazión y aparecía en el año 3000. El futuro.

Pronto, tuvo que aprender diversos cambios que habían revolucionado la Tierra. Sí, habían llegado los alienígenas, podía viajarse fácilmente a la Luna y todos esos clichés con los que había soñado, se habían hecho realidad. Los coches volaban, la gente viajaba en tubos transportadores, las naves espaciales eran el pan nuestro de cada día y la pizza seguía siendo la reina de las comidas rápidas. Lo que no había cambiado es que, encontrar trabajo, seguía siendo una pesadilla. Y más, cuando una máquina te dice cuál es tu empleo ideal, aunque lo odies.

Matt Groening es el genio que creó esta ficción futurista que no dista mucho de la actualidad más reciente. El maestro de la animación y creador de los Simpsons, hace gala de su uso de la ironía, el doble sentido y el simbolismo. Nos lanza dardos de humor y nos asesta tiros lacrimógenos directamente a nuestro corazón. Tal vez sea un poco spoiler, aunque vas con años de atraso, pero si no has llorado con el capítulo del perro de Fry, estás muerto por dentro.

Futurama-800x449Llena de cultura pop sus imágenes y engancha al espectador hasta la última instancia. Y, para hacerlo, contamos con unos personajes icónicos. Fry, el rey absoluto de la serie, junto con Bender, con el que conforma el tándem perfecto de amistad humano- robot. La gran capitana Leela, el excéntrico doctor Zoiberg, el diligente burócrata Hermes, el inteligente profesor Farnsworth y su alumna Amy. Y bueno, también podríamos hablar de Scruffy, el portero.

Mientras que Bender es el lado más macarra e incorrecto, Fry se convierte en el punto dulce e inocente de la serie. Sí, Fry acaba convirtiéndose en nuestro ojito derecho, un héroe sin muchas luces y que vive su veintena sin preocupaciones. Enamorado de Leela y enamorado del futuro. Porque, aunque su hogar se haya perdido y eche de menos el pasado, la llegada al año 3000 le ha abierto un nuevo universo.

Hace 20 años que se estrenó esta serie, a mi juicio excelente y poco valorada, que nos ha dejado con grandes momentos. De ser una serie de FOX, pasó por diversas renovaciones hasta que culminó finalmente con una séptima temporada en la que se incluyen cuatro películas. Muchos seguimos soñando con que llegue una renovación y continúen las aventuras, aunque sabemos que es casi imposible.

Es atrevida, capaz de meterse en auténticos embrollos como crear narrativas que aluden a viajes en el tiempo, paradojas y ciencia, haciendo temblar los cimientos de la ficción. Cada capítulo merece la pena, un pequeño homenaje a nuestra sociedad y una crítica disfrazada para hacernos pensar sobre la hipocresía de la gente, sobre el consumismo, sobre las formas de ver la vida. Al fin y al cabo, milenio arriba, milenio abajo, la vida no cambia demasiado. Bienvenido al mundo del mañana.

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: