‘Arenas movedizas’, el nuevo drama juvenil sueco donde nada es lo que parece

arenas movedizas

Si mezclamos niños ricos en el instituto, drogas y destrucción conseguimos ‘Arenas movedizas’ (Quicksand), la primera producción sueca de Netflix que parece seguir los pasos de la española ‘Élite’ y que por su forma de presentar la trama principal y de desarrollarla puedan verse luces de ‘The Night Of’. Este drama, que toca temas muy de actualidad como la diferencia entre clases sociales, la desolación que pueden dejar el uso de armas tras de sí, la situación de los refugiados o como una relación tóxica puede hacerlo todo tambalear.

Todo empieza con la detención de Maja (Hanna Ardéhn), una chica de familia acomodada, a la que se le acusa de incitar y participar en una masacre en su instituto junto a su novio Sebastian (Felix Sandman) y a través de flashback se irá desengranando lo que ocurrió en aquella aula del instituto y todos los factores que llevaron a los dos jóvenes a la situación final, porque a veces no todo es lo que parece. Una vida llena de comodidades y lujos pueden ocultar toda una subtrama de abusos, vejaciones y falta de cariño emocional que desestabiliza hasta al mas cuerdo.

03e9156736ccd81f0b88730dffb9306e2ec372f4Uno de los temas que se trata, casi de pasada en ‘Arenas movedizas’ es el de los refugiados y como una parte de la sociedad del país nórdico paso de recibirlos con los brazos abiertos allá por 2014 cuando se produjo el mayor desplazamiento de refugiados en Europa desde la II Guerra Mundial ha considerarlo casi un problema en un país donde casi el 17% de la población ha nacido en el extranjero, el doble que en 1990.

Samir Said (William Spetz) representa esa parte de la población que tuvo que migrar con su familia en busca de oportunidades y que tras llegar a un nuevo país poco importó el esfuerzo y la implicación con los estudios, ya que, pese a ser uno de los mejores estudiantes, la etiqueta de refugiado no se la quita. Además, durante uno de los episodios se hace una crítica a que estas personas siempre ostentan en sus países trabajos muy bien cualificados y al llegar a otros tienen que aceptar trabajar en puestos de menor estatus.

Uno de los puntos fuertes de la serie es ese poder que le dan al espectador para conocer a sus diversos personajes con sus virtudes y sus defectos, aquí no valen las medias tintas, ni asumir desde un principio que un personaje va a encarar el rol del bueno o del malo, en ‘Arenas movedizas’, como en la vida, los protagonistas pasaran por diversas etapas de la vida donde tendrán que asumir realidades más correctas o más equivocadas.

En definitiva, ‘Arenas movedizas’, la serie basada en el best seller de Malin Persson Giolito y creada por Camilla Ahlgren consigue enganchar pese a ser, en algunas ocasiones, un poco lenta y donde destacan notablemente las actuaciones de los dos protagonistas. Aunque el final deja un sabor un tanto agridulce.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s