Juego de Tronos 8×04: Decepción, lentitud y un destino poco claro

Se acerca el final de la serie más aclamada de los últimos diez años. Amada por millones de personas en todo el mundo, los espectadores siguen en vilo las aventuras de todos sus personajes de Poniente. Si creíamos que la batalla entre los Caminantes Blancos y los vivos iba a ser decisiva, estábamos equivocados. Pero más aún estábamos cegados, si pensábamos que este capítulo iba a tener acción. Una vez más, un episodio sin sobresaltos, plano y que deja al público un tanto anonadado. ¿Y ahora qué?, nos preguntamos. El final tan ansiado se oscurece cada vez más, y no parece que haya luz al final del túnel.

Tal vez el problema sea la condensación de demasiado información en poco tiempo, unida a la escasa acción en demasiado metraje. En este capítulo, apenas avanza la trama. Se van asentando nuevos puestos, se preparan nuevos conflictos y deja a la audiencia con cara de expectación. Y cuando finalmente parece que va a ocurrir algo, entran los títulos de crédito. No se hable más. Más de sesenta minutos de momentos inconexos, situaciones de poca importancia, y poco foco en lo que de verdad nos importa: ¿qué ocurrirá con el trono de Poniente?

Pocas expectativas para el próximo capítulo. Sabemos que se condensará toda la acción y sucederán los eventos más terribles (o eso especulamos). Sin embargo, ¿nos estamos acercando al final que merece la serie o es simplemente el abismo de lo que podría haber sido?

A continuación, detente. Se acercan los Spoilers, y albergan horrores:

Las piras arden en señal de despedida por aquellos que cayeron en la batalla contra los Caminantes Blancos. Asistimos a las sentidas despedidas silenciosas y nos encaminamos a un nuevo punto: La Conquista de Desembarco del Rey. Mientras un bando piensa en la recuperación de sus luchadores, Daenerys sueña y reclama su trono. De poco servirán las quejas de Sansa para convencer a la Madre de Dragones. Un trato es un trato. Sin embargo, el veneno de la codicia parece haber contaminado a la Targaryen, lo que siembra la duda entre aquellos que mejor saben jugar al Juego de Tronos. Varys y Tyrion dudan, sobre todo al conocer los orígenes de Jon, lo que les siembra la posibilidad de otro monarca en el trono.

Hay lugar para las despedidas. Hay lugar para el amor. Brienne y Jaime se dejan llevar por sus instintos, mientras Arya rechaza con frialdad al recién nombrado señor de Bastión de Tormentas. Todo son preparativos para un enfrentamiento que tendrá lugar próximamente. Cae un dragón a manos de la flota Greyjoy, mientras los aliados de Daenerys se acercan al sur. Jon Nieve lo hará por tierra. Daenerys por mar.

La muerte de Missandei ha sido decisiva para terminar de desequilibrar a la aspirante al Trono de Hierro. Parece que en ella quedan los remanentes de su padre, lo que daría paso a la quema total de la capital de los 7 reinos. Pero, ¿es esta la monarca que necesita Poniente? El fandom se divide. El amor entre Jon y Daenerys no parece ser la solución. Cersei sonríe despiadadamente mientras sigue moviendo los hilos a su placer. Mientras, Arya Stark y el Perro viajan al sur. ¿Serán quienes acaben con la vida de la reina Lannister y de su monstruosa escolta?

Quedan dos capítulos. No parece que vaya a ser un buen final. Queda meno para descubrirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s