Saltar al contenido

Juego de Tronos 8×05: las campanas repican con recelo

juego-de-tronos-s8-2_5cdac0ec0f2c5

Es una verdadera lástima. A falta de un último capítulo para acabar la ficción, me pregunto cómo hemos llegado aquí. Más allá de la eterna discusión entre los que prefieren los libros a la serie, lo cierto es que las últimas dos temporadas han sido una caída en picado en cuanto a calidad en la trama y desarrollo de los acontecimientos. El dinero se invierte en espectaculares batallas sin sentido y efectos especiales. Atrás queda la genialidad de la serie, los giros argumentales que te dejan desbaratado, la predilección por personajes construidos a la perfección.

Muchos han visto actuar a sus protagonistas favoritos como algo impropio de ellos mismos. Han visto como las ciento de preguntas sin responder, siguen sin ser resueltas o finalizadas con una extraña solución poco creíble. Dile adiós a las profecías. En seis capítulos han tratado de condensar el final de una historia poco claro, que cada vez deja más descolocados a los espectadores. De hecho, el final parece que se acerca a ese “decepcionante” que decía Kit Harington en tono de broma en una entrevista. Tal vez, no fuera broma, y no nos extraña teniendo en cuenta el trabajo del personaje esta temporada.

Se nos antoja un final que no merece la serie. Queda hora y veinte de capítulo, y ese no es tiempo suficiente para solucionar este desaguisado. Tal vez en más temporadas, tal vez siendo más fiel a los libros y habiendo sopesado mejor los acontecimientos. Las prisas no son buenas, y el regodeo en aspectos que poco importan a la trama principal, son el peor enemigo.

A continuación, pasamos a comentar con spoilers el capítulo.

Sinceramente, se veía venir. Desde la pasada temporada, los caminos conducían a la locura de Daenerys, que parece haber heredado de su padre su lado más sádico. Si realmente nos metemos en los acontecimientos, ha sido un capítulo difícil de leer. Los gritos, los quemados vivos, la maldad de la Madre de Dragones. Demasiado real, incluso regodeándose en el sufrimiento. Tal vez, intentando convencer a los propios seguidores de la familia Targaryen de que sí, su reina está loca.

Arya, heroína de la guerra contra los Caminantes, se antoja débil y temerosa, torciendo su destino hacia acabar con otra reina que no estaba en su lista. Muertes que no están a la altura de la serie, ya sea el final de Varys o el decepcionante final de Jaime y Cersei. Tal vez, lo único emocionante ha sido el enfrentamiento final entre El Perro y La Montaña.

La destrucción de Desembarco del Rey nos deja con un más que evidente giro de acontecimientos. ¿Es Daenerys la reina que merece Poniente? Las miradas de Jon, Tyrion y Arya dejan poca duda. Parece que no es la última batalla. Solo quedan cenizas.

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: