Saltar al contenido

‘Quizás para siempre’, el romance y la comida enamoran en Netflix

Hacer una buena comedia romántica no es fácil, y encontrar una digna de un galardón, aún más. Son el género predilecto cuando buscas algo con lo que no pensar demasiado, una historia de amor desenfadada y sin grandes giros argumentales. Pero, sobre todo, debe hacernos conectar con los protagonistas, hacernos comprender rápidamente el por qué de su historia y qué les ha llevado a donde están. Sus aspiraciones, sus sueños. No estamos frente a una de las grandes comedias románticas, como ‘Cuatro bodas y un funeral’ o ‘Pretty Woman’, pero sin dudas estamos ante una película que cumple su función y resulta muy atractiva para el espectador. ‘Quizás para siempre‘ es el film de este fin de semana.

Lo cierto es que Crazy Rich Asian ha sentado un precedente. Por fin, nos fijamos más en películas protagonizadas por asiáticos, aunque sea americanizada. La maravillosa Ali Wong vuelve a la carga protagonizando ‘Quizás para siempre’, donde interpreta a Sascha, una talentosa chef de cocina fusión que está revolucionando Los Ángeles. Prometida y exitosa, su vida parece perfecta, aunque nada es como parece. Deberá volver a San Francisco, su hogar, donde se reencontrará con Marcus (Randall Park), su mejor amigo de la infancia y con el que tuvo una incómoda despedida en el pasado. Ahora, la vida vuelve a reunirlos en el momento más decisivo de sus vidas. Y donde hubo fuego, quedan cenizas.

El tándem formado por Ali Wong y Randall Park es explosivo. Son graciosos, son naturales y muy dinámicos. ¿Por qué funciona tan bien esta película? No solo por el reparto maravilloso de la ficción, sino también por tratar un tema tan humano como el ¿qué hago o con mi vida? Todos nos hemos sentido perdidos en algún momento de nuestra vida, y saber contarnos esa historia, esa inseguridad.  Bueno, y qué decir del maravilloso Keanu Reeves, que hace una parodia de sí mismo y del mundo elitista de los famosos que resulta sumamente gracioso. Hay una escena en concreto, la que nos habla de la cocina moderna, que es un verdadero placer. ¿Hasta dónde han llegado las pretensiones en la alta cocina y cuándo se roza lo ridículo?

Netflix ha confiado en el proyecto de Nahnatchka Khan y ha conseguido una comedia divertida y amena, que nos cuenta una historia desternillante y con una historia de amor que nos recuerda a ‘Sweet Home Alabama’. Si te gustan las comedia románticas, ya tienes plan para este fin de semana.

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: