Saltar al contenido

‘Woodstock’, el libro que analiza el festival de música más importante de todos los tiempos tras 50 años

travel-woodstock-1969

Tres días, 33 conciertos, dos muertes, dos nacimientos, 500 000 asistentes, 250 000 más bloqueados en la carretera, un millón de dólares en deudas…

El festival que se llevó a cabo los días 15, 16 y 17 de agosto de 1969 supuso grandes récords y definió las reglas de los festivales de música venideros.

El 50 aniversario de Woodstock nos brinda la oportunidad de analizar este acontecimiento histórico, cultural y musical, poniendo el acento en lo más importante: los conciertos.

De Janis Joplin a Jimi Hendrix, pasando por los Who y Jefferson Airplane, cada hora es una historia que merece ser contada.

Del prefacio de Michael Lang

«Cuando emprendimos nuestro viaje a Woodstock, mi mayor preocupación era que mensaje y música se apoyaran mutuamente. “Tres días de paz y música” fue una forma de invitar a la contracultura de finales de la década de 1960 a reencontrarse en torno a la celebración de nuestros ideales, nuestra música y nuestro arte. Fue un momento fuera del tiempo en el que nuestra lucha contra el statu quo, nuestro miedo a que nos llamaran a filas, nuestra oposición a una guerra que nos parecía injusta y nuestra lucha por la igualdad y las libertades personales podía compartirse sin sufrir las presiones de la sociedad conservadora y la violencia que crecía en las calles.

La música era nuestra forma de transmitir ese mensaje, y la mayoría de los grupos que actuaron en el festival compartían una inmersión profunda en nuestro mundo. Aparte de los nuevos talentos, como Crosby, Stills, Nash & Young, Joe Cocker, Mountain y Santana, a los que escogí por gusto personal, confeccioné el programa teniendo presente esa idea.

portada___201902011413.jpgComo Woodstock se celebró mucho tiempo antes de la aparición de los teléfonos móviles, y como las emisoras de banda ciudadana no eran fiables, el escenario era el mejor lugar para mantenerse informado sobre lo que sucedía entre los espectadores. Por eso me pasé buena parte de los cuatro días apostado en un punto de reunión del lado derecho del escenario. Esta opción tuvo la gran ventaja de que me permitió asistir a la mayoría de los conciertos del fin de semana.

El 15 de agosto de 1969, a las 17.07 horas, Richie Havens subió al escenario con su enorme guitarra acústica Guild, se sentó en un taburete de madera y dio comienzo oficialmente al festival. Cuando terminó su sesión de cuarenta minutos, no pude dejar que se retirara porque no teníamos ningún otro grupo preparado debido a los atascos de tráfico. Así que le hicimos hacer seis o siete bises y cuando se quedó sin lista de canciones, se puso a cantar Freedom. Ese tema se convirtió en el himno de aquel increíble fin de semana.»

EL AUTOR

Julien Bitoun es guitarrista, periodista, autor y profesor en Ciencias Políticas. Es autor, entre otras obras, de Guitars & Heroes (Gründ), retratos cruzados de guitarristas y sus instrumentos, y de Strange Brew (Camion Blanc), una historia del rock y de su influencia en la sociedad. Colabora con las principales publicaciones de guitarra y rock en Francia: Guitar Part y Guitarre Xtreme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: