Saltar al contenido

Henry Moore, entre lo terrenal y lo eterno

capture-20190625-161440

La exposición Entre lo terrenal y lo eterno nos presenta la obra gráfica de la serie Stonehenge de Henry Moore (1898-1986), considerado el artista británico más importante del siglo XX y uno de los referentes de la escultura moderna.

Después de pasar por el MOMA de Nueva York, la TATE Gallery de Londres o el Hepworth Wakefield de Yorkshire la exposición Stonehenge de Henry Moore llega a Málaga.

La producción artística de Moore se vincula al expresionismo abstracto por su continua búsqueda de la forma arquetípica, ese deseo de trascendencia de lo material para alcanzar lo sagrado. Stonehenge fue creada entre los años 1971 y 1973 y nos relata el estudio artístico del escultor británico a través de las formas orgánicas y su permanente reflexión en torno al primitivismo e interés por la abstracción para expresar el alma de la modernidad.

Moore consideró el dibujo como el pilar angular de su trabajo escultórico pero, también, como un camino independiente para expresar sus ideas. En estas obras se destaca en la composición la verticalidad y rigidez, tanto en un sentido puramente arquitectónico como divino. Enormes piedras que arrancan de lo más profundo de la tierra y apuntan al universo, manifestando esa conexión entre lo terrenal y lo intangible. En esta serie dedicada al monumento megalítico situado en la ciudad inglesa de Salisbury, Moore encuentra la misma cualidad que le fascinaba en la producción artística primitiva: una intensa vitalidad. Las representaciones artísticas ofrecían una respuesta directa e inmediata a la vida, y una poderosa vía para expresar las creencias y los temores de la sociedad de su tiempo.

Henry Moore se mantuvo en una continua búsqueda de formas y contornos que adquiría a través de la contemplación y el estudio de la naturaleza y la figura humana, y es a partir de 1920 cuando halla un estilo personal para plasmar la forma tridimensional en el papel sin necesidad de luz ni sombra sino a través de líneas seccionales.

En la sala de exposición Moore dialoga con Rando a través del concepto de verticalidad, que encontramos en los Horizontes Verticales del maestro malagueño cuyos árboles, como definió Heike Stockhaus, directora del museo Ernst Barlach Hamburgo-Wedel, son como majestuosas catedrales que se elevan en busca de la espiritualidad, uniendo el cielo y la tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: