Saltar al contenido

Friends: 25 años dejando huella en la televisión

Una fuente, seis jóvenes. Bailan, posan, ríen. Suena I‘ll be there for you de The Rembrandts, himno de una generación. Fundido a negro. Un café neoyorquino. Unos jóvenes pasan el rato, charlando sobre sus días, sobre sus pequeñas preocupaciones, sobre los cambios que están atravesando sus vidas. Así comienza una de las series más importantes de los años 90, ‘Friends‘, la ficción de la NBC creada por Marta Kauffman y David Crane, que marcó un antes y un después en la comedia televisiva. Hoy, la serie celebra sus 25 años y sus capítulos se conservan mejor que nunca.

Friends nos enseñó ese momento en el que los amigos son tu familia, ese momento en el que comenzamos a madurar y a ser independientes. Todos soñaban ser como los componentes del grupo , tener amigos especiales con los que compartir tus malos y buenos momentos. ¿Quién no ha ideado con sus amigos mudarse a un edificio y vivir uno enfrente del otro? ¿Quién no ha soñado encontrar un lugar especial donde reunirse como el Central Perk? ¿Quién no quiere una amiga que trabaje en el mundo de la moda donde te hagan descuentos? ¿O que sea chef? ¿O que sea actor? ¿O que sea paleontólogo? ¿O que sea…pero qué demonios hacía Chandler?

Por muchos intentos de copia de momentos y situaciones, ninguna comedia ha logrado igualar a Friends. Los gags eran contínuos, los personajes todo un logro y se notaba la compenetración del grupo más allá de la pequeña pantalla. ¿Quién no recuerda esa primera escena en la que Rachel aparece en la famosa cafetería Central Perk vestida de novia? Rachel acababa de huir de su propia boda tras darse cuenta de que no estaba enamorada de su prometido, Barry. La única persona que se le pasa por la mente es Monica, su amiga de la infancia y única persona que no fue invitada al enlace (suponemos que porque se habían distanciado con los años), a la que encuentra en el Central Perk con el resto del grupo. Así da comienzo una de las series más emblemáticas de los 90, que acabó siendo influencia de otras series más recientes como Cómo conocí a vuestra madre, The Big Bang Theory hasta New Girl. Ha sido tal la importancia de esta serie en el mundo audiovisual que aún se estudia, se venera y se reconoce como una de las mejores ficciones televisivas. Ross, Monica, Chandler, Phoebe, Joey y Rachel marcaron un antes y un después, y siguen siendo un auténtico éxito.

Perseguir tus sueños, encontrar el amor verdadero (a veces puede ser incluso tu amigo) o comenzar una familia. Esos son algunos de los temas principales de la ficción, que centraba sus episodios en reírse de ellos mismos, de situaciones cotidianas y de los acontecimientos más absurdos. Pero, por supuesto, también hubo polémicas con esta ficción. Porque, ¿quién no ha debatido sobre la eterna pregunta?: ¿Estaban o no estaban en un descanso? ¿Apoyas a Ross o a Rachel? Yo suelo tener esta discusión con mis amigos porque no hay punto de acuerdo entre las partes. Confieso pertenecer al Team Rachel. Sí, se estaban tomando un descanso. Pero el descanso no implicaba romper la relación. Obviamente, Ross no debería haber pasado la noche con la chica de la fotocopiadora ni haber atosigado a Rachel para celebrar el aniversario. Es cierto que Rachel no le dedicó tiempo a Ross porque estaba hasta arriba de trabajo, pero no justifica los actos de Ross. Punto. (Y ahora me criticaréis o querréis. Pasa con el tema del descanso jaja).

¿Y el momento de los pantalones de cuero de Ross? ¿Y el Smelly Cat de Phoebe? ¿Y el pato y el pollito? ¿Y el día que cambian los pisos Rachel, Monica, Joey y Chandler? ¿Y los tres divorcios de Ross? ¿Y el libro secreto de Rachel? Friends es como el vino, mejora con los años, con el paso de las temporadas, evolucionando en gags, dándole forma al carácter de los personajes y atreviéndose a evolucionar en una historia que atrapaba las miradas de millones de personas de todo el mundo. Además, debido a su gran repercusión, contó con apariciones estelares como Susan Sarandon, Robin Williams o el mismísimo Brad Pitt, que estuvo casado con Jennifer Aniston.

Hace ya 25 años que comenzó a rodarse esta serie y todos los fans soñamos con la ansiada reunión de los actores y un capítulo especial. Por mucho que nos han dicho que eso jamás sucederá, no perdemos la esperanza. Y es que todos nos seguimos emocionando cuando escuchamos la canción de la serie, cuando vemos un capítulo en la televisión o, simplemente, cuando vemos alguna referencia a Friends. Oficialmente, sí, es una serie para la posteridad. Y sí, todos soñamos con tener esa puerta morada y ese marco amarillo.

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: