Saltar al contenido

‘Pesadilla antes de Navidad’: Tim Burton en estado puro

¡Seguimos preparando nuestro disfraz de Halloween para los amantes del terror! Entre sustos, gritos y sangre, hoy nos toca hablar de un auténtico clásico de animación que no os debéis perder. Hoy nos adentramos en el cine de Tim Burton, precisamente en una de sus películas más conocidas. Si quieres buscar un ambiente fantasmagórico, coge las palomitas, porque hoy vamos a hablar de Pesadilla Antes de Navidad.

A caballo entre clásico de Halloween y de Navidad, es una tarea obligada en estas fechas, ideal para saltar de una festividad a otra. Dirigida por Henry Selick en 1993, nos adentramos en la Ciudad de Halloween, donde Jack Skellington es considerado el Rey. Durante todo un año, sus ciudadanos preparan con ilusión la celebración del Día de los Muertos. Momias, brujas, vampiros. Todos unidos para darle la bienvenida al día más esperado, con Jack como protagonista. Pero, para Jack no es suficiente. Sensible y curioso, Jack vaga buscando cómo llenar ese vacío, preguntándose quién es. El rey pasea buscando la respuesta a sus incógnitas. Un soñador. Un idealista. Y, para ello, no dudará en trastocar su mundo, provocando problemas a su alrededor. Porque Halloween no es el único mundo conocido. La Navidad también existe, llena de colores y luces.

Complicada, visualmente poco convencional, con canciones para el recuerdo obra de Danny Elfman y un verdadero icono de la generación de los 90. Realizada en estilo de animación stop-motion, rodar este film fue una auténtica aventura y una apuesta por un proyecto que bien podría haber fracasado, y más siendo una producción de Disney, acostumbrada a otro tipo de producto audiovisual. Sin embargo, Pesadilla antes de Navidad fue un éxito revolucionario, consiguiendo encumbrar a Tim Burton, sin ser una de las películas en las que firma como director. Explorando los temas más recurrentes de Burton, película nos traslada a una reflexión psicológica, el existencialismo de Jack.

Con giros de cámara continuos, alternando picados y contrapicados, nos adentramos en la narrativa de la historia. El deseo del rey no es otro que encontrar algo diferente a lo conocido. Pero nadie entiende en la Ciudad de la Halloween a Jack, nadie entiende el concepto de Navidad, convirtiéndolo en miedo y terror. Y Sally, nuestra querida Sally, profetiza el desastre. Pero Jack, sumergido en la rutina de Halloween, busca una chispa que le de vida, que aderece su existencia: la Navidad. Un viaje en busca del yo, el sentido de las cosas y la magia.

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: