Saltar al contenido

‘Mira lo que has hecho’ (T3): el final apoteósico de la serie de Berto Romero

Hay temas fascinantes que han sido objeto de debate durante los últimos diez años, muchos de ellos sangrantes aún por su controversia y la sucesiva polémica que levanta en redes sociales, esa “calle” en la que todos hablan a destajo sin mostrar su rostro ni identidad real. Qué fácil es insultar o criticar sin saber o sin identificarse. Es muy fácil tirar una piedra encapuchados, a distancia, sin conocer la repercusión que pueden tener tus palabras. Hoy eres anónimo y mañana eres viral. Solo por una declaración. Y si bien las redes sociales tienen su parte buena, como denunciar injusticias o compartir vídeos de gatitos, también pueden ser un pozo de trolls y comentarios hirientes. Bienvenidos a la última temporada de ‘Mira lo que has hecho’, una de las series estrellas de Movistar +

Berto Romero se atreve a hablar de los límites del humor, del poder de las redes, de las declaraciones sacadas de contexto. ¿Cómo pueden manchar tu reputación unas declaraciones malinterpretadas? Vivimos tiempos en los que todos parecen tener la piel muy fina. Twitter se convierte en el eje de la historia, la diabólica herramienta capaz de crear el mal en manos equivocadas. Berto ya es un cómico asentado, reconocido por el público, dúo perfecto de Andreu Buenafuente, monologuista irreverente y actor. Y, en esta ocasión, vuelve a ser la víctima de una cacería, el punto de mira tras unas terribles declaraciones. 

Lo fundamental y la gracia de esta serie es que no eres capaz de identificar qué es real y qué es ficción. ¿Cuándo es Berto hablando de sí mismo y no del creado en pantalla? Ahora es Berto, el que hizo una serie sobre sí mismo, dándole la vuelta la metaficción, luchando con la paternidad. El tándem formado con Sandra (Eva Ugarte) es genial, la pareja perfecta dispuesta a enfrentarse a los tres enemigos que habitan en el hogar: sus hijos. Perspicaces, liantes y en mayoría, los tres hijos de la familia Romero harán todo lo posible por salirse con la suya. Pasado y presente se entremezclan para configurar un relato emotivo, sarcástico y lleno de risas, navegando entre drama y comedia. 

Y si aún no era suficiente, ‘Mira lo que has hecho’ se atreve a hablar también del dolor, del adiós, de la realidad que viven miles de familias en sus hogares con sus mayores. Al final, todo se resume en un cierre agridulce, real como la vida misma, recordándonos lo que es la aventura de vivir. La ficción se despide en alto, dejando atrás la posibilidad de forzar un alargamiento sin sentido de capítulos y temporadas, cerrando una historia. La vida es un carrusel de emociones, de oportunidades, de problemas, de sueños realizados, de bienvenidas y de despedidas. Dejándonos con la miel en los labios y la eterna incógnita de qué será realidad y qué será puramente entretenimiento, un tsunami de emociones nos embargan para recordarnos lo bello que es vivir. 

Irene del Río Ver todo

Periodista cultural con alma de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: