Saltar al contenido

‘Los Bridgerton’: ambiente telenovelesco en el siglo XIX

La gran industria que ha conseguido levantar Shonda Rhimes es digna de ser elogiada. Quién habría dicho que la creadora de la longeva ‘Anatomía de Grey’ conseguiría crear una auténtica masa de proyectos y fans adictos a sus productos. ‘Scandal’, ‘Sin cita previa’ o ‘Cómo defender a un asesino’ son algunos de los últimos éxitos del reino de Shondaland, que tras lanzar ‘Station 19’, desarrollado en el mismo universo que la ficción protagonizada por Meredith Grey, ahora decide adentrarse en un nuevo reto. Producida para Netflix, nos encontramos ante una de las grandes sorpresas de principios de este 2021, ‘Los Bridgerton’.

Quién nos iba a decir que una serie ambientada en el Reino Unido del siglo XIX iba a conseguir llamar tanto la atención del personal, sobre todo con esa patente influencia de las obras de Jane Austen. Pero claro, nunca debemos subestimar el poder de Shondaland. Viajamos a la época de la Regencia, donde la sociedad vive en un ambiente de cursilería, prejuicios y soberbia. Todas las familias luchan por intentar que sus hijas consigan un marido perfecto que les ayude a subir de estrato social, siendo la envidia de la ciudad. 

Lady Whistledow (Julie Andrews), una ‘Gossip Girl’ de época, es la voz de los cotilleos, rumores y alimenta el “salseo” de la temporada de emparejamientos. Su ironía y su lengua afilada la llevan a manejar los hilos de lo que se cuece en la alta sociedad. ¡Bienvenidos al culebrón! La joven Daphne Bridgerton es la nueva sensación  de la temporada. Mientras las madres y aspirantes a matrimonio se miran con odio y destilan veneno y envidia, la hija mayor de los Bridgerton se pasea con nerviosismo, siendo consciente de que su aparición ha generado una expectación inusual. Ahora, su deber es sencillo: encontrar al marido idóneo para elevar el estatus de la familia y que esté a la altura de las expectativas de todos, un joven guapo, acaudalado y de gran posición. 

El amor es el motor de la serie, y en esta principal es el de Daphne (Phoebe Dynevor) y Simon (Regé-Jean Page), quienes comienzan a fingir un enamoramiento de cuentos en favor de sus deseos. Un romántico entuerto que comenzó como una farsa y que poco a poco se va cocinando para sorpresa de todos. Pero, a mi parecer, son los personajes secundarios los que consiguen completar la historia. Daphne y Simon tiene un idilio que ya hemos visto con anterioridad, no es una historia que consiga sorprendernos, pero la búsqueda constante de quién será Lady Whistledown es mágica. 

La serie está basada en las obras de Julia Quinn, ‘Bridgerton’, en el que aborda cada una de las vivencias de los 8 hijos de la familia. ¿Seguirá Netflix la línea creada por Quinn y abordará la trama de la segunda novela en su segunda temporada? Tal y como anunció Netflix con su comunicado especial en el que confirmada una nueva temporada para la serie, parece que así será y en esta ocasión el gran protagonista será Anthony Bridgerton, el primogénito de la familia. Tendremos que espera un poco para volver a ver en acción a la pluma de Lady Whistledow. 

Irene Ver todo

Soy la brújula que marca su propio destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: