Saltar al contenido

‘Una joven prometedora’, la venganza necesita su tiempo

Todo lo bueno que se pueda decir acerca de “Una joven prometedora”, la película de Emerald Fennell, es quedarse corto. Tras ver su potente y sugerente tráiler no eres consciente realmente del carrusel de emociones que vas a experimentar en sus cerca de dos horas de metraje. Una cinta provocadora y con un claro mensaje reivindicativo que es más que necesario, y todo esto sin olvidar el gran trabajo interpretativo de Carey Mulligan que demuestra, una vez más, lo infravalorada que está dentro del mundo del cine.

Pero, ¿sabes de qué va “Una joven prometedora”? Es la historia de Cassie, una joven treintañera que vive con las consecuencias de un terrible suceso que la marcará para siempre. Incapaz de pasar página, hará todo lo posible para que eso que pasó y le atormenta, no vuelva a suceder…

El mensaje que transciende de la película de Emerald Fennell es, cuanto menos, peligroso pero necesario. La propia cineasta ha reconocido en alguna entrevista previa a los Oscar que la idea nació antes del movimiento #MeToo porque le surgía la duda de que sería lo que ella haría si pudiese vengarse de esa gente tóxica que se aprovecha de los momentos de embriaguez para conseguir cosas en su beneficio. Y al no sentirse representada por la forma de actuar de las mujeres, así a grandes rasgos, en el mundo del cine, nació “Una joven prometedora”.

En esta película todo está pensado para que el espectador se zampe un bonito pastel repleto de colores y muy bien confeccionado para que entre por la vista para que no te dé tiempo de asimilar ese veneno que te inocula poco a poco, porque no, “Una joven prometedora” no es una película al uso, no está diseñada para consumir y olvidar. Es de esas películas que se te meten dentro y en las que no puedes dejar de pensar como ficciona una realidad que ha estado demasiado tiempo aletargada.

Todo esto acompañado de la actuación perfecta de una Carey Mulligan que se come la pantalla y que es capaz de cambiar de registro sin ninguna dificultad. Una autentica pena lo infravalorada que está dentro de la industria pero que, esperemos gracias a este papel, empiece a cambiar y podamos verla en más proyectos.

Y una mención especial para la banda sonora, que incluye una versión orquestada de ‘Toxic’, uno de los éxitos de Britney Spears que nada más empezar los primeros acordes, sabes que algo malo bueno va a ocurrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: