Saltar al contenido

‘Las niñas de cristal’, un drama psicológico sobre la parte más dura y desconocida de los artistas

El director Jota Linares ha presentado el largometraje Las niñas de cristal, un drama psicológico basado en hechos reales que refleja la parte más dura y
desconocida de los artistas.

El guión también lo escribe Jota Linares junto a Jorge Naranjo, en el que abordan diversos temas como el síndrome del impostor, el miedo al fracaso, la frustración, la disciplina y exigencia extrema a través de la historia de dos bailarinas profesionales. A Linares le parecía muy interesante transmitir el miedo, la preocupación y la angustia a la que se tienen que enfrentar los artistas en su día a día.

María Pedraza protagoniza el largometraje y le acompañan Paula Losada, Mona Martínez, Marta Hazas y Ana Wagener en el reparto. Pedraza interpreta a Irene, el personaje principal, quien experimenta el síndrome del impostor. La trama gira en torno a la relación entre ella y su amiga -interpretada por Losada- para reflexionar sobre asuntos trascendentales de su vida y de su profesión.

El largometraje cuenta con escenas caracterizadas por su crudeza, pero Linares ha recalcado que todo es real y es fruto de un largo proceso de investigación con bailarines profesionales.

Incluso ha advertido de que ha prescindido de muchos detalles porque la realidad era tan dura, que incluso podría llegar a parecer una farsa o una exageración.

Linares también se ha propuesto contar cómo el miedo paraliza al artista, especialmente cuando alcanza su éxito, y cómo este tiene que forjar un universo paralelo e imaginario donde sentirse seguros, ha argumentado. Sobre el trabajo de dirección, Hazas ha destacado el sello tan personal e interpretativo de Linares en este largometraje, donde sus personajes tienen muchas aristas y una gran profundidad. Para ella cobra mucho valor la comunicación no verbal y todo aquello que no se cuenta o no se dice. Sobre su personaje ha revelado que
ha disfrutado recreando un viaje a través de la frustración.

Por otra parte, Losada ha explicado que debuta por primera vez en el cine, porque ella realmente es bailarina profesional. Por esta razón, se ha visto muy reflejada en cierta parte en Aurora. Su protagonista María Pedraza también ha dedicado parte de su vida a la danza, pero la dejó a un lado cuando se embarcó en sus primeros proyectos de arte dramático. Su primer largometraje como protagonista fue Amar, que también se presentó en el Festival de Málaga. Ha confesado que aunque ya no se dedique profesionalmente a ese sector, siente
que la bailarina siempre se lleva dentro, por lo que poder unir sus dos pasiones ha sido como un regalo para ella.

Pedraza también ha indicado que cuando Linares le llamó por primera vez para hablarle de este largometraje, se encontraba en un momento determinante, ya que las propuestas que le llegaban apenas le hacían ilusión. Sin embargo, ésta le apasionó. Ha contado que le parece clave que el director confíe en sus actores porque sin esa confianza no habría podido desembocar en estos personajes tan interesantes y que integran tantas capas. Después de que la estrella del Ballet Clásico Nacional se suicide trágicamente, Irene es seleccionada para ocupar su lugar en la mayor producción de ballet de la compañía. Ahora, siendo el blanco de todos los celos y la crueldad de sus compañeras, Irene encuentra una amiga en la nueva bailarina, Aurora. Aisladas y presionadas por el sacrificio que supone
triunfar en la danza, juntas emprenden una huida hacia adelante en busca de sí mismas.

Su estreno tendrá lugar en Netflix el próximo 8 de abril.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: