Saltar al contenido

(Re)cambio de princesa, la batalla de clones navideña

Vale, no son clones y no hay una batalla. Lo que hay es una prima de Lady Margaret dispuesta a ponerle las cosas difíciles a la que va a ser la próxima reina de Montenaro, pero antes de todo recapitulemos.

Ya os hablamos de Intercambio de Princesas (2018) donde Vanessa Hudgens interpreta a Stacy DeNovo, una joven pastelera norteamericana que tras incambiarse gracias a su parecido con Lady Margaret, acaba casándose con el Príncipe Edward (Sam Palladio) y convirtiéndose en Princesa de Belgravia. Por otro lado Lady Margaret es una Condesa de Montenaro, que le propone el cambio a Stacy y se acaba enamorando de Kevin (Nick Sagar), el mejor amigo de Stacy.

Un par de años después, Stacy y Edward siguen juntos, intentando equilibrar las obligaciones de su cargo como príncipes de Belgravia y la vida en pareja. Por otro lado, Margaret se convirtió en la heredera al trono de dicho país, ya que el rey murió y su hijo, el heredero abdicó. Este motivo provocó su ruptura con Kevin, las obligaciones como próxima reina dificultaban poder mantener una relación con tanta distancia. La coronación de Margaret va a ser en Navidad y Stacy decide ir a los Estados Unidos para llevar a Kevin a ese evento e intentar que vuelvan. Stacy le propone a Margaret que se vuelvan a intercambiar para que así ella pueda pasar más tiempo con Kevin y retomar su relación, pero la llegada de Fiona; una prima de Margaret con gran parecido a Margaret y Stacy, pero con un exceso de agua oxigenada en el pelo y más choni, con ansía de dinero pondrá en riesgo sus planes con secuestro incluido.

Si en la primera película vemos una maravillosa y divertida Vanessa Hudgens, en está película lo está aún más. Está segunda parte es más amena que la primera, como todas las películas de este género el azúcar sobra y son bastante predecibles desde un principio ¿pero qué tienen estas películas que a pesar de que podemos intuir desde un principio el final. siempre las acabamos viendo?

(Re)cambio de princesas, nos brinda esa dosis de mamarracheo navideño perfecto para pasar un rato entretenido desde un intercambio, a una boda improvisada pasando por secuestros. Además de un cameo que a los seguidores de las películas navideñas de Netflix os hará saltar del sofá

Celia Hernández Ver todo

Devoradora de libros, seriéfila, cinéfila y patosa,
Escribiendo historias, soñando despierta y experimentando la ley de Murphy desde 1993.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: